Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Los acuerdos de Maternidad Subrogada pueden ser considerados como legítimos sólo si los derechos de las tres partes – pareja, gestante sustituta y niño – se respetan. La legislación no establece expresamente que dicho Acuerdo Gestacional sea un elemento esencial y obligatorio en las relaciones de subrogación. Sin embargo, puesto que la legislación no es muy específica en este campo, el Acuerdo de Gestación Subrogada es casi el único documento legal que regula dichas relaciones de forma completa y como tal, es realmente necesario.

Las siguientes son las cláusulas principales, y más cruciales, del Acuerdo de Gestación Subrogada:

Partes. Las partes del acuerdo de Gestación Subrogada serán la sustituta, por un lado, y los futuros padres ( u ordenantes, o genéticos), por el otro lado. Esta disposición no menciona el consentimiento del marido de la gestante sustituta, asumiendo que sus intereses no están involucrados en este documento. Según la ley, nadie, incluyendo esposo o esposa, puede limitar los derechos reproductivos de una persona. Sin embargo, por otro lado, el Código de Familia presume que el padre del hijo nacido de la unión registrada será el marido de la mujer que entregó al niño. Es por eso que creemos que es importante involucrar al marido de la gestante sustituta, en su caso, como parte del Acuerdo de Gestación Subrogada, donde tanto la gestante sustituta y su esposo renuncian a la custodia del niño nacido de la sustituta para beneficio y crianza de los padres genéticos . Una gestante sustituta debe ser una mujer mayor de edad (más de 18) y tener al menos un hijo propio, ser física y mentalmente sana y capaz de transportar y entregar a un niño . Los futuros padres deben ser un matrimonio, ambos de 18 años, y por lo menos uno debe tener receta médica para someterse a un tratamiento con técnicas de reproducción asistida.

Asunto. La Gestante Sustituta es impregnada por medio de la tecnología de reproducción asistida, transporta y entrega un niño no relacionado genéticamente con ella y cede la custodia del niño a los padres genéticos como padres legales y naturales del niño. Los padres genéticos asumirán todos los derechos y responsabilidades parentales para el niño desde ese momento en adelante y pagarán los gastos reales incurridos por la sustituta y un importe de remuneración por sus servicios. 

Forma. El Contrato de Gestación Subrogada va a ser ejecutado por escrito y ante notario para garantizar los derechos legales y las responsabilidades de las partes y el niño. El Acuerdo se va a ejecutar y notariar antes de la transferencia de embriones. El notario debe estar seguro de que el acuerdo se celebre después de una cuidadosa consideración y asesoramiento con respecto a todos los aspectos de cada cuestión que participe en el contrato y que las partes lleguen a un acuerdo voluntariamente y en ausencia de coacción de ninguna naturaleza. En los destinos donde el Código de Familia establece que los padres genéticos del niño nacido de una subrogación sean una pareja casada, el notario exigirá un certificado de matrimonio de los padres genéticos, notariado y apostillado (en los EE.UU. en el Departamento de Estado), traducido y la traducción debe ser notariada. Los siguientes documentos deben ser ejecutados ante notario y constituyen parte integrante del Acuerdo de Gestación Subrogada: – Declaración sobre Orientación Independiente y la decisión informada a tener un acuerdo (firmado por ambas partes); – El consentimiento de la gestante sustituta para registrar los nombres de los futuros padres en el certificado de nacimiento (para ser presentado en una Oficina de Estadísticas Vitales) – El consentimiento del marido de la gestante sustituta, en su caso, sobre la participación de su esposa en el programa de gestación subrogada y la renuncia a cualquier reclamación que pueda tener con respecto a sus derechos paternales sobre el niño que va a entregar. El notario deberá mantener la confidencialidad de la información contenida en este acuerdo.

Funciones de la gestante sustituta. La sustituta se compromete a cumplir, con lo mejor de sus habilidades, a todas las instrucciones médicas dadas a ella por su médico u obstetra, a no participar en actividades peligrosas o de riesgo durante el embarazo y dar a conocer toda la información sobre el progreso del embarazo a los padres genéticos. La sustituta firma su acuerdo requerido para el certificado de nacimiento en una oficina del Registro Civil indicando su consentimiento para registrar a los padres genéticos como los padres del niño que ella va a entregar, de conformidad con el Acuerdo de Gestación Subrogada. La gestante sustituta y el marido de ella, se comprometen a no intentar contactar o mantener comunicación con el niño que nace en virtud del acuerdo, posteriormente al nacimiento del niño sin la aprobación previa de los padres genéticos por escrito.

Deberes de los padres genéticos. Los padres genéticos aceptan la custodia de cualquiera y todos los niños nacidos de conformidad con el Contrato de Gestación Subrogada, sin importar el género, el número, la salud, la condición física, el estado psicológico, el término prematuro o total. Los padres genéticos pagan los gastos reales y las remuneraciones a la gestante sustituta como está previsto en el acuerdo.

Gastos reales e importe de la remuneración. El valor de la remuneración se determinará por las partes. No hay ninguna restricción en el valor de la remuneración y gastos extras que se paguen a la gestante sustituta. El valor del Acuerdo de Gestación Subrogada consta de dos componentes:

 El primero de ellos – los padres están destinados a compensar los gastos reales ocurridos por la gestante, es decir: – los gastos de subsistencia por comidas, ropa de maternidad, pérdida de salarios, transporte, vivienda, etc, – gastos medicinales recetados por los médicos, farmacéuticos, hospitalarios, de laboratorio y los gastos asociados con la terapia de cualquier prueba realizada a solicitud del médico tratante como ser la transferencia de embriones, control del embarazo, clases prenatales, parto y rehabilitación post-parto. Los gastos médicos y de supervivencia que genere la gestante sustituta deben ser apoyados por recibos. 

El segundo es la remuneración a la gestante sustituta. El valor de la remuneración se determinará conforme a lo acordado por las partes, y no incluye los gastos reales ocurridos por la gestante durante el embarazo y el parto. Si la sustituta se somete a un aborto con el consentimiento médico y el consentimiento de las Partes, o tiene un aborto involuntario, tendrá derecho al importe de los gastos devengados correspondientes a la duración del embarazo, la remuneración no se pagará, y una pequeña compensación puede ser ofrecida.

Terminación del acuerdo. La terminación anticipada del contrato puede tener lugar antes de que la sustituta quedase embarazada (cuando la sustituta no ha podido quedar embarazada o a discreción y con la aprobación por escrito de todas las partes). La gestante tiene derecho a desistir del contrato sólo antes de la transferencia del embrión en su cuerpo. En caso de terminación anticipada del Contrato de Gestación Subrogada, los padres ordenantes serán responsables de los costos de la sustituta y los gastos incurridos hasta la fecha. Incumplimiento de contrato. La sustituta restituye todos los gastos pagados a ella por los padres ordenantes si ella incumple cualquier parte sustancial del Acuerdo (aborto, conducta peligrosa, no seguir las instrucciones del médico, suministro de información falsa, el embarazo antes de la transferencia de embriones, no renunciar a la custodia del niño, etc.) Si la sustituta rompe el Acuerdo, posteriormente pierde su derecho a remuneración alguna.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.