Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

LA GESTACIÓN SUBROGADA EN ESPAÑA

La Gestación Subrogada se encuentra en un limbo jurídico puesto que la Ley española de Técnicas de Reproducción Humana Asistida de 2006 señala que será nulo de pleno derecho el contrato por el que se convenga la gestación de sustitución.

En el año 2010, la Dirección General de los Registros y del Notariado dictó una instrucción para fijar los criterios que determinaban las condiciones de acceso al Registro Civil español de los nacidos en el extranjero mediante estas técnicas.

No existe actualmente una prohibición expresa ni persecución alguna de esta práctica de reproducción asistida cuando se realiza por ciudadanos españoles en terceros países.

La legislación española contempla que madre es la mujer que da a luz el/los niño/s. Esto dificulta los aspectos administrativos que se requieren para realizar la inscripción del niño por los padres de intención, en aquellos países que no proponen dentro de su marco regulador (Rusia, Ucrania, México) la sentencia emitida por un tribunal competente como la que se realiza en los Estados Unidos o en Canadá. En ambos países, la filiación se suscribe en base al área geográfica y la vinculación genética es determinante para amparar los derechos de los padres de intención desde el inicio del proceso.

Entre los países que cuentan con la gestación subrogada regulada, podemos encontrar una visión particular sobre estos procesos. Algunos sólo aceptan la gestación subrogada por incapacidad médica de la futura madre, otros que sólo permiten el acceso a estos procedimientos de forma altruista, otros mantienen restricciones respecto al modelo de familia que puede acceder a estos procedimientos. Son casuísticas políticas y religiosas las que determinan estas limitaciones, así como el acceso a los extranjeros que en algunos países está vetado.

ASPECTOS FUNDAMENTALES A TENER EN CUENTA

Un marco legal de gestación subrogada que tenga en cuenta los derechos de todas las partes intervinientes así como también de los menores nacidos por esta técnica, es fundamental para evitar posibles problemas que puedan sobrevenir durante el transcurso del proceso.

Es importante detallar aspectos fundamentales como los que exponemos a continuación para salvaguardar los derechos de todas las partes implicadas si acudimos a un país que cuente con una regulación específica:

  • Evaluación psicológica previa de los padres de intención en todos los modelos de familia.
  • En los casos de parejas heterosexuales, certificación médica que especifique la causa de por cual la mujer no puede llevar a término un embarazo.
  • Especificación de los derechos y obligaciones de las partes implicadas
  • Protocolos de actuación en casos excepcionales ante las siguientes circunstancias: malformaciones o enfermedades graves detectables durante los primeros meses de gestación, fallecimiento de alguno de los padres ordenantes o la gestante en el transcurso del embarazo, contratación de seguros médicos.
  • Contrato debidamente detallado que vincule a las partes intervinientes (centros de fertilidad, padres ordenantes y gestante sustituta y su conyugue si existiese).
  • Protocolo para resolver la filiación del nacido.
  • Accesibilidad de las personas o modelos de familia       que pueden acogerse a estas técnicas de reproducción asistida.
  • Protocolo de selección supervisado por equipos médicos de las posibles candidatas a gestante sustituta. (Control psicológico, médico, estudio de su entorno familiar, social y histórico policial ausente de antecedentes penales)

Accesibilidad de las personas o modelos de familia que pueden acogerse a estas técnicas de reproducción asistida.

RECOMENDACIONES A LOS FUTUROS PADRES

Es aconsejable siempre asesorarse con profesionales que tengan casos favorablemente resueltos en el país dónde vamos a dirigirnos y que podamos contrastar la información que nos aportan otros padres que ya hayan pasado por esta situación. Esto nos aportará una tranquilidad excepcional a la hora de confiar nuestro proyecto de familia.

Antes de iniciar el proceso en terceros países, es necesario conocer en profundidad las garantías legales que ofrece cada país para poder elegir el que mayor seguridad y confianza nos ofrezca según el caso a tratar y/o el modelo de familia al que pertenezcamos. Además, también se debe conocer correctamente el modo en que, una vez finalizado el proceso, se reconocerá la filiación y nacionalidad del bebé.

El peligro en este sentido aparece cuando un país o territorio no contempla en su ley esta práctica, siendo en este caso un proceso de fertilidad sin garantías jurídicas. Esto ya lo hemos visto en India, Tailandia y Nepal, donde han quedado atrapadas muchas familias tras haber iniciado allí sus procesos y posteriormente haberse decretado la prohibición de estas técnicas de fertilidad para extranjeros, ante el abuso en algunos casos que causaron relevancia mediática.

Queremos aclarar a los futuros padres que en España NO es necesaria la contratación de un abogado salvo cuando ya una vez nacido el bebé, deba presentarse una demanda de adopción simple por parte de la madre de intención.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.